Liberan tortugas lora en Playa Miramar

Las acciones fueron dirigidas hacia niños de nivel preescolar, acompañados de padres de familia, personal académico y especialistas de la Dirección del Área Natural Protegida Santuario Playa Rancho Nuevo.

0
45

CIUDAD MADERO, Tamaulipas.

En el fomento para crear una conciencia ambiental y conservación de las especies, el gobierno municipal de Ciudad Madero a través de la Dirección General de Turismo colaboró en la liberación de más de cien crías de Tortugas Lora en Playa Miramar, desde el Centro de Conservación para la Tortuga Marina en la urbe petrolera.

Las acciones fueron dirigidas hacia niños de nivel preescolar, acompañados de padres de familia, personal académico y especialistas de la Dirección del Área Natural Protegida Santuario Playa Rancho Nuevo.

La bióloga Jessica Lizbeth Maya Morín durante la liberación explicó la importancia del cuidado a la tortuga lora que arriba año con año a las costas tamaulipecas y está enlistada en la categoría de peligro de extinción bajo la Norma Oficial Mexicana NOM 059-Semarnat-2010.

A la visita también acudieron síndicos y regidores del Ayuntamiento de Ciudad Madero,  así como funcionarios de la Dirección de Educación y Sistema DIF municipal.

PARA SABER

La lora, también llamada golfina o cotorra, es una pequeña tortuga marina, llega a la madurez sexual a los 61-91 cms de largo y a una media de peso de hasta 45 kilos. Estas tortugas marinas tienen un cuerpo dorso ventralmente con depresión especialmente adaptadas como aletas enfrente de las extremidades. Igual que otras tortugas marinas poseen un pico córneo.

Su color cambia a medida que maduran. Las crías son casi en su totalidad de color gris oscuro o negro, pero los adultos maduros tienen un peto amarillo-verde o blanco y un caparazón de color gris verdoso. Llegan a la madurez sexual a la edad de 7-15 años.

Se alimentan de moluscos, crustáceos, medusas, algas y erizos de mar. Las  jóvenes tienden a vivir en zonas flotantes de algas sus primeros años. Después se extienden entre el noroeste de las aguas del Atlántico y el Golfo de México durante su crecimiento hacia la madurez sexual.