Desmanteladas y sin recursos se encuentran las dependencias federales

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural ( SADER), carece de personal para atender a los productores con algún trámite de apoyo, afirmó Raul García Vallejo, dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias en Tamaulipas.

0
38

Por Antonio de la Cruz

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.

El desmantelamiento de las dependencias federales encargadas de atender al campo por parte de la federación ha sido brutal, pues ahora la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural ( SADER), carece de personal para atender a los productores con algún trámite de apoyo, afirmó Raul García Vallejo, dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias en Tamaulipas.

“El gobierno federal atenta contra el campo, además que ha autorizado un presupuesto muy bajo, el más pobre de los últimos 30 años, pues a este solo le  importa los programas asistenciales, no los productivos”.

Recordó, que el gobierno federal presento un proyecto de presupuesto de egresos para el 2019, que consideraba un recorte de 20 mil millones de pesos para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, en la que dieron la batalla organizaciones campesinas, productores y diputados y lograron que se recuperaran 8 mil millones, pero hoy los subejercicios se estiman en alrededor de 9 mil millones de pesos.

Ante esto demandan participar en la elaboración y reforma a la Ley Agraria, restaurar el presupuesto al sector agropecuario al nivel histórico, no menos del 4 por ciento del producto interno bruto, ya que el sector aporta a la economía nacional entre el 4 y 12 por ciento, entre actividad primaria y agroindustrial.

De igual manera demandan la participación activa en la

Programación, presupuestación y ejecución de los recursos destinados al sector, así como la rectoría del campo que debe ser de los campesinos y productores

de México.

Exigen también, regresar a los montos originales de PROCAMPO, que llegó a ser hasta de 13 mil millones de pesos anuales, que obtenían los hombres del campo sin distingos, ni contraposiciones agrarias de régimen de propiedad, ni regiones, entre otros.

Piden restaurar y ampliar la banca de desarrollo con el otorgamiento de créditos oportunos y suficientes, con garantías simples y tasas de interés subsidiadas que estimulen la capitalización de nuestras unidades productivas.

Por ello requieren que la nueva institución que venga a remplazar a la Financiera Nacional de Desarrollo, sea en verdad una Sociedad Nacional de Crédito, con el enfoque de una banca de desarrollo, sin

simulaciones y no aceptaran que les impongan un Banco Comercial más del Gobierno, pues primero estén los pobres, pequeños productores agrícolas, mujeres y jóvenes emprendedores, ganaderos, forestales, acuícolas, pescadores así como los productores

comerciales, y adicionalmente, y que existan esquemas para los productores grandes y que exportan, que son factor importante en el sector rural.

Por ello, dejo en claro que la  CNC se manifiesta por un campo distinto y mejor.