Interiores / CDV, EL PULSO PASTORAL

0
230

Bajo la perspectiva de un estado laico que garantiza la pluralidad de cultos, es viable y hasta deseable la colaboración entre las autoridades civiles y
los diferentes líderes religiosos.

Máxime en tiempos de violencia recurrente contra la gente pacífica, cuando los dignatarios de todas las denominaciones conocen el problema en sus diversas modalidades por voz de sus fieles o lo experimentan en carne propia.

De ahí la importancia del encuentro sostenido por el gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA con el cuerpo de sacerdotes que encabeza EUGENIO LIRA RUGARCÍA, obispo de Matamoros.

Diócesis fronteriza cuyo territorio abarca ocho ciudades y donde el titular LIRA RUGARCÍA hizo énfasis en que sus clérigos son, además de ciudadanos, líderes civiles y miembros de eso que tradicionalmente conocemos como sociedades intermedias.

Por ende, se encuentran en posición y condiciones de transmitir a los gobernantes el sentir de sus respectivas feligresías y comunidades. El dolor, la angustia cotidiana.

Se ha comentado aquí, LIRA RUGARCÍA es oriundo de la capital poblana donde fungió como obispo auxiliar, amén de haber formado parte de la jerarquía católica nacional, como Secretario General del Episcopado entre 2013 y 2016.

Miembro además de la orden oratoriana de San Felipe Neri, cumplió apenas un año en Matamoros, donde desempeña su trabajo pastoral desde el 22 de septiembre de 2016.

Durante el encuentro con el Jefe del Ejecutivo estatal, trascendió la inminente visita del nuncio FRANCO COPPOLA a Matamoros, también de muy reciente llegada a su actual encomienda, tras ser nombrado representante en México del Papa JORGE MARIO BERGOGLIO, el 9 de julio de 2016.

Y bueno, esta vez dialogó CABEZA DE VACA con los líderes católicos de Matamoros como en ocasiones anteriores ha sostenido encuentros con dirigentes de congregaciones evangélicas en diversos puntos del Estado.

Sin importar diferencias de credo o partido, más allá de creencias o doctrinas políticas, dirigentes sociales, líderes de asociaciones civiles, gremiales, sindicales, empresariales o vecinales tienen en común la demanda apremiante de resultados en materia de seguridad pública. El mismo anhelo de paz.

Luz verde
En un ámbito distinto, votó el pleno legislativo de Tamaulipas y otorgó el visto bueno al refinanciamiento parcial de la deuda pública directa contraída por el Estado.

El monto negociado es de 10 mil 295 millones, involucra la liquidación de siete (de doce) créditos y libera, dicen, recursos para el desarrollo.

Los reportes oficiales del Congreso hacen hincapié en que la propuesta aprobada por mayoría no representa deuda adicional. Tan solo aprovecha ventajas del
mercado al negociar mejores tasas y plazos.

Se aceptó la moción del diputado tricolor ALEJANDRO ETIENNE para que, una vez concluido el proceso de refinanciamiento, el Ejecutivo envié a dicha soberanía un informe escrito y detallado de sus términos y condiciones contractuales.

Se habrían logrado mejores tasas de interés y también liberar ingresos por concepto sobre impuesto sobre remuneraciones personales (impuesto sobre nóminas).

El tema es reducir las obligaciones de corto plazo para poder destinar mayores recursos a infraestructura. Bajar costos de comisiones en los contratos de deuda.

Adicionalmente se destaca que tal proceso de refinanciamiento no significa deuda adicional y se habla de una licitación pública nacional en condiciones de transparencia que busque las opciones más competitivas para el Estado.

La decisión blindaría las finanzas estatales, al eliminar posibles riesgos del entrante 2018, en cuya agenda se encuentran no solo la renegociación del TLC sino las turbulencias del proceso electoral.

BUZÓN: lopezarriaga21@gmail.com
WEB: http://lopezarriaga.blogspot.com