Santiago Nieto Castillo ya no quiere ser fiscal

Advierte que aun con mayoría de votos en el Senado no existen condiciones para desarrollar sus funciones

0
164

CIUDAD DE MÉXICO.

Santiago Nieto Castillo informó ayer al Senado que desiste de su restitución al frente de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), porque “no existen condiciones para que el suscrito, aun obteniendo la votación de la mayoría de los senadores presentes, desarrolle las funciones para las que fui designado, en razón de la polarización política”.

Sólo dos días después de que, acompañado por el líder de los senadores del Partido Verde, el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa, anunciara que esa fuerza política le perdió la confianza a Santiago Nieto, la confianza que los llevó a respaldarlo por unanimidad en febrero de 2015, el extitular de la Fepade argumentó ayer al Senado la polarización política que rodeó este procedimiento “y la imposibilidad fáctica de regresar con la libertad de actuación anterior, dados los posicionamientos de las fuerzas políticas.

[otw_shortcode_quote css_class=”croja”]Considero que México y el proceso electoral 2018 requieren de las mejores condiciones políticas, y soy consciente de que las dudas que tienen dos partidos políticos nacionales en torno a mi persona no generan las mejores condiciones para la lucha electoral”, dijo.[/otw_shortcode_quote]

La tarde de ayer, Santiago Nieto entregó a la Mesa Directiva del Senado, que preside Ernesto Cordero, un escrito en el cual plantea seis razones que los llevaron a tomar la decisión de “retirar mi objeción al procedimiento planteado, por lo que no hay razón al llamado del Senado de la República; lo hago así por el fortalecimiento de las  instituciones y por la calidad del proceso electoral, en las cuales confío plenamente”.

En el escrito, de dos páginas, dice que en casos como éste “no son importantes las personas, sino las instituciones.

[otw_shortcode_quote css_class=”croja”]No claudico en mi objetivo de que se califique jurídicamente la ilegalidad de mi destitución, pero tampoco es pertinente continuar con un proceso que polariza a la sociedad y lesiona a las instituciones. Es necesario actuar con una visión de Estado, con estatura de miras y con imparcialidad, por lo que manifiesto al Senado que no es de mi interés impulsar una decisión que, con independencia del sentido, no abonará a que el proceso electoral de 2018 transite por los mejores términos posibles”, afirmó.[/otw_shortcode_quote]

El proceso para que el Senado ejerza su derecho constitucional de objetar el despido de Santiago Nieto consumió cinco de los 10 días que tienen los legisladores federales, en una serie de encontronazos entre los senadores del PRI-Verde y los integrantes del PAN-PT y PRD; confrontación que llevó dos veces a suspender la sesión del pleno, porque no fue posible ni siquiera aprobar el acuerdo de la Junta de Coordinación Política con el método de procesamiento legislativo.

Pero la tarde del jueves, cuando el bloque PAN-PT-PRD intentó reventar otra vez la sesión del Senado, a fin de evitar una reforma en materia de telecomunicaciones, Emilio Gamboa cumplió su palabra de que no se iba a dejar chantajear y logró los votos necesarios para mantener el quórum.

La oposición debió regresar poco a poco a sus escaños.