Colorido y espectacular el Desfile de Día de Muertos en CDMX

Lleno de color el desfile para celebrar la vida infinita

0
166

CIUDAD DE MÉXICO

En el mero centro del Ombligo de la Luna, donde los mexicas fundaron México-Tenochtitlán, encarnados y descarnados danzaron para celebrar la vida infinita, que nunca empezó y tampoco acabará, con motivo del desfile del Día de Muertos.

Entre la música y los carros alegóricos, uno de ellos dedicado a la memoria del caricaturista “Rius” y otro a la “Catrina” de José Guadalupe Posada, voces del “más allá” hablaron de “siempre”.

Justo en la Plaza de la Constitución, en donde miles de personas que salieron de sus oficinas enmudecieron después del sismo del 19 de septiembre pasado, tratando de saber, de adivinar, los alcances del movimiento telúrico, se reunieron los de aquí y los de allá para mover las caderas, agitar la cabeza y cantar.

Se recordó con admiración a las miles de personas que buscaron arrancar de la muerte a la vida entre los escombros de edificios colapsados, a los que llevaron comida, ropa u ofrecieron cuánto pudieron para ayudar al otro, en actos que hincharon de orgullo a los nuevos habitantes de esta ciudad, y también a quienes la fundaron.

Miles de historias se unieron entonces en un abrazo para tratar de arrancar el mayor número de vidas a “La Huesuda”, y mucho se logró.

En el Zócalo hubo sombras de rescatistas que perdieron la vida tras salvar a otros, de niños que vestían de uniforme y llevaban su mochila al hombro, de mujeres y hombres jóvenes y viejos que hablaron de luz.