La bancada tricolor bajo la lupa

0
68

Esta semana, un grupo de analistas del Comité Nacional del PRI, recibieron la indicación de Claudia Ruiz Massieu para que revisen perfiles, trayectorias e historiales de los posibles candidatos a diputados, alcaldes y gobernador (en el caso de Baja California) para el 2019.

En el caso Tamaulipas, donde se renovará el Congreso, empezaron a armar expedientes para ver quiénes de los diputados que están en el Congreso pudieran repetir e ir por la reelección.

También se empezaron a ver otros perfiles de posibles candidatos, pero resulta patético y nada gratificante lo que encontraron.

El PRI, dicen los analistas del CEN, tiene mínimas posibilidades de ganar en Tamaulipas, y lo peor del caso es que ninguno de los que están en la Cámara, reúnen los requisitos para ir tras la reelección.

Este grupo del CEN, nombrado por Claudia Ruiz Massieu, no tiene ninguna noción de lo que pasa en Tamaulipas y no conocen los antecedentes de los personajes que están en posiciones de poder, lo que hace creer que el resultado del análisis que entreguen, estará alejado y libre de favoritismos, aunque por el otro lado, se corre el riesgo de que puedan caer también en imprecisiones.

La Talacha, tuvo acceso a un primer borrador que armaron los analistas y no deja de llamar la atención lo que escribieron sobre los once diputados que integran el grupo parlamentario priísta en el Congreso de Tamaulipas.

Dicen por ejemplo, que de los once diputados (5 de mayoría y 6 de representación proporcional) no son confiables hacia el partido y tampoco para la militancia.

Si acaso dos (Alejandro Ettiene y Rafael González Benavides), que son los que más debaten y objetan las iniciativas del PAN y del gobierno panista, pero tienen una carga negativa enorme (así dice el borrador del análisis): están muy ligados y responden ciegamente a los intereses del ex gobernador Egidio Torre que sigue siendo el líder político priísta de facto en Tamaulipas, con una imagen totalmente reprobatoria hacia el interior y exterior del partido.

Según el CEN, el diputado priísta peor evaluado en la actual legislatura, es el reynosense y líder petrolero Moisés Balderas Castillo, “es un priísta empanizado: aparte de ser el legislador tricolor con más faltas y cero participaciones en la legislatura; cuando ha tenido que votar las iniciativas, lo hace para la causa de Acción Nacional. Su comportamiento es decepcionante pues vota en contra de todas las iniciativas de su partido”.

Balderas Castillo tiene cero posibilidades de aspirar a una reelección. Igual está el diputado Carlos Morris Torre, Mónica González García, Irma Amelia García Velazco, Nancy Delgado Nolasco y Juan Carlos Córdova Espinosa, que en los últimos meses han votado iniciativas, dictámenes, exhortos y puntos de acuerdo a favor del PAN y eso genera mucho ruido en las filas del PRI nacional, tanto, que a todos ellos les han puesto una “tachita” y no entran en la lista para una posible reelección.

La diputada de Río Bravo Copitzy Hernández, Anto Tovar de Matamoros, tienen buenos comentarios en el reporte de evaluación, pero dependerá de su comportamiento en los próximos meses si entran en la lista reeleccionista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here