Fallece sudafricano Sydney Brenner, pionero en biología molecular

La Agencia para la Ciencia, la Tecnología y la Investigación (A * STAR), de Singapur, dio a conocer el deceso del doctor Brenner,

0
82
Foto: @rodrigoahumada4

México, (Notimex).- La búsqueda interminable de conocimiento continuará mientras existan los humanos, refería el sudafricano Sydney Brenner, pionero en el campo de la biología molecular, Premio Nobel en 2002, quien falleció hoy a los 92 años de edad en Singapur.

La Agencia para la Ciencia, la Tecnología y la Investigación (A * STAR), de Singapur, dio a conocer el deceso del doctor Brenner, reconocido por sus contribuciones a las ciencias biomédicas que le llevó a obtener el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 2002.

Fue distinguido, junto con el estadunidense H. Robert Horvitz y el británico John E. Sulston, “por sus descubrimientos sobre la regulación genética del desarrollo de órganos y la muerte celular programada”.

El trabajo de Brenner hizo posible vincular el análisis genético a la división celular y la formación de órganos, y para su comprensión recurrió al estudio del desarrollo del pequeño gusano “Caenorhabditis elegans”, a mediados de los años setenta.

Entusiasmado por la investigación científica y la perspectiva de lo que se puede hacer en biología, las palabras referidas del investigador fueron el colofón de la autobiografía publicada en la página electrónica del galardón internacional.

En ella da cuenta de su nacimiento el 13 de enero de 1927 en la pequeña ciudad de Germiston, en Sudáfrica, y narra que su padre llegó a ese país desde Lituania en 1910, mientras que su madre lo hizo desde Letonia en 1922.

Gracias a una beca del Ayuntamiento de Germiston, pudo ir a la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo para estudiar Medicina, aunque como él mismo señala, no era un buen estudiante y tenía una carrera errática, brillante en algunas materias, absolutamente triste en otras.

No obstante, en octubre de 1952 llegó a Oxford para hacer un doctorado en el laboratorio de química física y a partir de ahí comenzó a involucrarse en la investigación y discusiones sobre el ADN.

Un año después conocería a dos compañeros de Cambridge, Francis Crick y Jim Watson, quienes estaban en camino de resolver la estructura del ADN y fue la vertiente que expandió su carrera científica, en lo que llamó el nacimiento de la biología molecular.

Durante más de seis décadas, el científico labró el camino de la biología moderna y la comprensión del código genético, destacó la Agencia para la Ciencia, la Tecnología y la Investigación (A * STAR), de Singapur en sus redes sociales.

“Siendo un gigante en el campo de la biología molecular, Sydney desempeñó un papel clave en la configuración del paisaje de investigación y desarrollo de Singapur desde sus primeros años. Sus profundas contribuciones en ciencias biomédicas han ayudado a poner al país en el mapa global”, expresó la presidenta del organismo, Chan Lai Fung.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here