El retiro de Mil Máscaras todavía sin definir

A los 77 años de vida, el retiro de Mr. personalidad aún no está definido, y aunque se presenta con poca frecuencia como gladiador, sigue regando su sapiencia alrededor del mundo.

0
65

CIUDAD DE MÉXICO.

Con más de cincuenta años en la lucha libre profesional, es imposible reducir la historia de Mil Máscaras a un número de batallas sobre el enlonado, pero hay citas con el pancracio que pueden recordarse con especial atención.

A los 77 años de vida, el retiro de Mr. personalidad aún no está definido, y aunque se presenta con poca frecuencia como gladiador, sigue regando su sapiencia alrededor del mundo.

Aunque la batalla en la que desenmascaró al Halcón debe ser considerada como la lucha que lo catapultó al estrellato, existe un combate que retrata la grandeza del esteta potosino en suelo mexicano.

El escenario fue la Arena México, el domingo 17 de Marzo de 1991, teniendo como rival al gigante Kamala dentro de una jaula.

Con más de dos metros de altura, el estadounidense caminaba con paso firme desde su estreno en cuadriláteros aztecas, sin un enemigo capaz de doblarlo, hasta que llegó Mil Máscaras.

Con el Gran Davis, mítico referi de la época como testigo, el Mil fue capaz de levantarse de la lona para evitar que el mastodonte escapara del enrejado con un azotón que cimbró al coloso.

Era la oportunidad de huir y ganar el duelo, pero el mexicano tenía aún más por hacer y voló desde lo alto con su clásica plancha, lo atacó con unas patadas voladoras y un nuevo azotón lo dejó tendido, ante la ovación del respetable que acompañó la salida de Mil Máscaras de la jaula.

Pocas veces se le vio luchar con esa intensidad en México. Algo que siempre se le reprochó. Pero también es cierto es que rivales de ese tamaño tenía muy pocos en territorio nacional.

En una época en la que las luchas de campeonato tenían un valor insuperable. La Arena México recibió al enmascarado el 22 de marzo de 1966 para disputar el Campeonato Nacional de Peso Semicopleto contra Ray Mendoza.

Mil Máscaras logró una sorpresiva victoria ante el padre de los Villanos, para conquistar su primer cetro.

Un mes después, el francés Benny Galant se convirtió en la primera víctima en lucha de cabellera de Mil Máscaras, también en la Arena México. Cuentan que el derrotado se negaba a pagar la apuesta y su verdugo volvió a someterlo para cumplir la apuesta.

Sin algo de por medio, más allá del honor sobre el ring de la Arena México. El 8 de febrero de 1969, Santo, Blue Demon y Mil Máscaras unieron su magia para frenar el paso demoledor de la Ola Blanca, integrada por El Solitario, Dr. Wagner y Ángel Blanco.

Un abrazo de oso de Mil Máscaras sobre el temido Solitario acabó con el combate.

Sin duda, la lucha que encumbró al miembro del Salón de la Fama de la WWE ocurrió en de julio de 1977.

Fue un triangular suicida: Máscara contra máscara contra cabellera: Mil Máscaras vs. El Halcón vs. Alfonso Dantés, realizado en tres etapas.

La primera fue el 22 de julio en la Arena México. Primero, los enmascarados se midieron a una caída, El Halcón logró vencer a Mil. Después, el Mil se lució en una lucha técnica ante Dantés enviándolo a la hoguera a la espera de rival para disputar su cabellera, con el perdedor del segundo encuentro entre El Halcón y el Multifaces.

El Halcón fue derrotado por el Mil y defendió con éxito su incógnita ante Dantés.

Todo quedó listo para que el 29 de julio de 1977, se realizara el final del triangular suicida en la Arena México, máscara contra máscara.
Mil Máscaras fue mucha pieza para un disminuido Danny Ortiz, quien salió a la luz tras despojarse de la tapa del Halcón.

Las incógnitas de Barón Escarlata, Frankestein, Golden Terror, Mr. X, Yuma, el Rinoceronte, el Zorro, Masked Man y Gran Markus Jr. son parte también de una historia que aún no escribe su último capítulo.