Aumentarán los días extremadamente calurosos en Estados Unidos

El análisis del grupo, con sede en Boston, también encuentra que la intensidad del calor que viene depende en gran medida de la rapidez con la que actuemos ahora para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que atrapan el calor.

0
37
Foto: Web

Boston, (Notimex).- El calor extremo aumentará de manera abrupta en frecuencia y gravedad en las próximas décadas en Estados Unidos, lo que generará riesgos de salud sin precedentes para la población a través de todo el país, advierte un estudio.

Estados Unidos se enfrenta a “una expansión potencialmente peligrosa de calor extremo en las próximas décadas”, indica un análisis de la Union of Concerned Scientists, cuyos datos muestra rápidos y generalizados aumentos en las temperaturas, derivados del cambio climático.

El análisis del grupo, con sede en Boston, también encuentra que la intensidad del calor que viene depende en gran medida de la rapidez con la que actuemos ahora para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que atrapan el calor.

“Los resultados resaltan una clara elección: podemos continuar en nuestro camino actual, donde no podemos reducir las emisiones y el calor extremo se dispara. O podemos tomar medidas audaces ahora para reducirlas drásticamente y evitar que lo peor se convierta en realidad”, advierten los especialistas.

Para este estudio nacional, se midieron las temperaturas extremas de acuerdo con el índice de calor, así como la combinación de éstas y la humedad. Así, se incluyeron cuatro umbrales diferentes, cada uno de los cuales conlleva riesgos para la salud cada vez más peligrosos.

El informe, que presenta tres marcos de tiempo y un número igual de escenarios diferentes de acción climática, expone que cuando las condiciones de calor extremo impiden que nuestros cuerpos se enfríen adecuadamente, nuestra temperatura central aumenta, y con ello el estrés y el agotamiento.

Una vez que la temperatura central del cuerpo alcanza los 104 grados Fahrenheit (°F) o más puede producirse un golpe de calor, la enfermedad más grave relacionada con el calor. Sin embargo, la exposición al calor extremo afecta a las personas de manera diferente dependiendo de su salud y el medio ambiente.

Las implicaciones de este análisis son profundas: en muchos lugares, el calor extremo conducirá a un aumento de las muertes o enfermedades, alterará las formas de vida, obligará a las personas a permanecer en el interior para estar frescos e incluso se alejarán de áreas calurosas.

Para prepararnos para el calor venidero, el reporte sugiere crear planes de adaptación al calor y respuesta a emergencias; ampliar la financiación de programas de asistencia y refrigeración a hogares; establecer estándares de protección laboral; e invertir en investigación.