Explotan a jornaleros agrícolas en Tamaulipas

En muchos lugares carecen de servicios básicos, mal alimentados y duermen hacinados en lugares inadecuados, tras extenuantes jornadas de trabajo.

0
8

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.

Los trabajadores agrícolas en Tamaulipas son ‘braceros’ en su propio país, por necesidad, vienen de otros Estados a laborar en tiempos de cosecha a los campos donde enfrentan condiciones infrahumanas y en algunos casos de explotación.

En muchos lugares carecen de servicios básicos, mal alimentados y duermen hacinados en lugares inadecuados, tras extenuantes jornadas de trabajo.

Raúl Cepeda Moreno, es trabajador agrícolas que viene a la cosecha de tomate que se realiza en el ejido las Cruces en Tula, ahí labora junto a 200 trabajadores más.

Su jornada laboral inicia a las 7 de la mañana y terminan a las 5 de la tarde.

«El trabajo es duro, pero ganamos el sustento; la mayoría recibe una ganancia de 185 a 200 pesos diarios. Pero como todos somos de fuera vivimos amontonados en un salón de actos de un ejido cercano».

El problema que más sufren constantemente es la alimentación ya que donde trabajan no existen instalaciones para alojar a cientos de personas que año con año, vienen a la temporada de cosecha.

«Aquí los jornaleros tenemos que dormir amontonados en pequeños cuartos que carecen de energía eléctrica, baños, así como cocinas para preparar alimentos. Por ello todos tenemos que ingeniarnola para cubrir esas necesidades».

Leopoldo García es otro jornalero que labora en Tula, relata que en los campos de cultivos de esta zona, los pizcadores de tomate y chile, vienen de otros estados, como; San Luis Potosí, Zacatecas, Hidalgo y Veracruz, por lo que viven en situaciones muy difíciles.

“A nadie se les garantiza una vivienda y en las cosechas de tomate, cebolla y chile, estuvieron durmiendo en una casa que rentaron en la comunidad de Congregación Cieneguilla».

Ahí estábamos todos amontonados, mientras que otros se fueron al salón de actos del ejido; la mayoría traían familias completas, que no contaban con cobijas, ni dónde preparar alimentos, por lo que muchas personas de esa comunidad les regalaban ropa y hasta alimentos.

Mucho trabajo… poca paga

En el último censo realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en Tamaulipas, se registraron 88 mil trabajadores agrícolas.

Un trabajador agrícola gana en promedio 18.5 pesos por hora trabajada.

Por ello Tamaulipas se ubica entre los cinco estados con menor mano de obra agrícola, pues representa apenas el 3.8 por ciento.

Los trabajadores agrícolas se ocupan en tareas como; siembra, poda, deshierbe, cosecha o corte, de productos como naranja, maíz, frijol, hortalizas entre otros.

Los trabajadores agrícolas tienen un promedio de 5.9 años de escolaridad, lo que representaría tener casi terminada la primaria y de cada 100 trabajadores agrícolas, 24 hablan alguna lengua indígena.

Sólo tienen acceso a servicios de salud, el 17 por ciento.

En cuanto a prestaciones como; aguinaldo y vacaciones con goce de sueldo, 20 de cada 100 agricultores gozan de ese beneficio, los demás no porque laboran por temporadas.

La mayor parte de los trabajadores agrícolas trabajan en campos citricolas, donde llegan para realizar la cosecha de naranja, así como la cosecha de cebolla y chile en la zona sur del estado como; Altamira, Aldama y Gonzalez.

En Tula, se concentra otra gran cantidad en el parque de invernaderos y cultivos de hortalizas de esa región.

Pegarán recortes a jornaleros agrícolas

Los recortes al campo que se realizarán el próximo año, no solo afectarán a más de 80 mil productores del estado, si no también a más de 88 mil trabajadores agrícolas que año con año llegan a Tamaulipas, para ayudar a levantar las cosechas.

Ello, debido a que los jornaleros son los que aportan la otra parte de la producción agrícola; son trabajadores que soportan jornadas de 10 horas de trabajo y con mala alimentación, por ello ayudan a generar ganancias por más de 12 mil millones de pesos al año en este sector.

Los recortes los afectarán debido a que si se reduce la producción de hortalizas, frutas y granos en el estado, bajará la demanda de mano de obra en el campo, por lo que se verá afectada la generación de empleos para este sector de la población.

En Tamaulipas la mayoría de los trabajadores agrícolas se concentran en los municipios de Altamira, Gonzalez, Tula y en la región citrícola del Barretal y Santa Engracia de los municipios de Padilla e Hidalgo.

De acuerdo a cifras del INEGI en Tamaulipas se tiene un registro de 88 mil trabajadores agrícolas, pero se estima que 10 mil de ellos provienen de otros estados de la república como es Hidalgo, San Luis Potosí, Veracruz entre otros.

A pesar de que no se denuncia formalmente, es el municipio de Tula donde más casos de explotación laboral se registra principalmente por parte de los dueños de campos agrícolas e invernaderos de esa región, quienes ocupan mucha mano de obra para recolectar la cosechas de hortalizas que envían al mercado norteamericano.