Los maestros de la maestra

0
14

Desde mucho antes que Carlos Jonguitud Barrios, siendo líder de la sección 9 en el Estado de México la descubriera, la maestra Elba Esther Gordillo, ha estado rodeada preferentemente de maestros varones, a quienes ha dominado y hasta se ha relacionado sentimentalmente con ellos. En Tamaulipas, su única amiga destacada que se le conoce, es la maestra Cecilia Robles, pero maestros, son muchos, y a casi todos sus favoritos los hizo líderes de la sección 30 y les dio posiciones de poder de gran valía en el SNTE.

En el libro «Doña Perpetua», el poder y la opulencia, escrito por Arturo Cano y Alberto Aguirre, se cuenta de casi todos los hombres cercanos que hicieron carretera política gracias a ella. El mismo Carlos Jonguitud, narra la maestra en sus inagotables charlas con sus amigos, cuando la vio por primera vez en las jornadas de protesta, le llenó el ojo y le ordenó a sus guaruras, «Tráiganme es flaca para someterla». Y así fue: no sólo la sometió, si no que la hizo su amante hasta que Carlos Salinas de Gortari cuando llegó al poder la utilizó para derrocar al potosino y sentarla en su trono. 23 años después, Enrique Peña Nieto le hizo lo mismo: la derrocó y la metió a la cárcel por cinco años.

Hoy la maestra está de regreso gracias a que pactó con Andrés Manuel Lopez Obrador y se unió a su Cuarta Transformación. Está por obtener su partido político llamado Redes Sociales Progresistas (RSP) y ha iniciado su carrera en busca de reconquistar el poder del SNTE, que el coahuilense y ex aliado, Alfonso Cepeda, se niega a dárselo.

Elba Esther Gordillo, estará en ciudad Madero el 16 de febrero, presidiendo la Asamblea Estatal del RSP y relanzando su campaña en pos de la dirigencia nacional del SNTE, tomada de la mano de sus favoritos que encabeza en Tamaulipas, el ex dirigente Enrique Meléndez Peréz, quizás el más fiel y cercano de todos en el país, Luis Humberto Hinojosa, el Oso, además de Jaime Medellín, Noe Rodríguez, Oscar Martín Ramos, Guadalupe López Tijerina, Rafael Méndez, Arnulfo Rodriguez y otros que le deben gratitud y algo más a la polémica maestra.

La preferencia de Elba Esther por Tamaulipas, sin embargo no solo está en el magisterio, pues nadie olvida aquel «affaire» público que tuvo con el entonces gobernador Eugenio Hernández.

El asunto es que Elba Esther Gordillo, ahora redimida, está de regreso y con toda la fuerza de los maestros tamaulipecos quiere y desea recuperar el poder que perdió en el 2012.

Rejuvenecida, a sus 75 años (los cumplió el 6 de febrero) La Gordillo, desde Tamaulipas inicia su camino de regreso al poder del SNTE, con un nuevo partido bajo el brazo. El 16 de febrero, con sus muchachos en ciudad Madero, viene con todo.