Es bajo el consumo de pescados y mariscos en Tamaulipas

Un informe de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), destaca que el consumo promedio anual en el estado es de entre los 10 kilos percapita, mientras que a nivel nacional es de 14 kilos por persona al año.

0
8

Por Antonio de la Cruz

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.

El consumo de pescados y mariscos en Tamaulipas es sumamente bajo, ya que de las más de 34 mil toneladas que se obtienen al año de diversas especies, en el estado apenas se comercializa el 4 por ciento de la producción y el resto se vende en otros estados de la república.

Un informe de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), destaca que el consumo promedio anual en el estado es de entre los 10 kilos percapita, mientras que a nivel nacional es de 14 kilos por persona al año.

Esto se debe a que en el estado hay muy poca cultura del consumo de pescados y mariscos, por lo que la mayor parte de la producción se comercializa en los mercados de abastos de México, Guadalajara, Michoacán, Puebla entre otros.

Señala que a pesar de que Tamaulipas cuenta con lagunas, presas y mar, la gente tiene un bajo consumo de pescados y mariscos, debido a que se tiene preferencia por alimentarse con carnes rojas o pollo.

En los centros comerciales se pueden conseguir el kilo de filete de pescado entre los 70 y 80 pesos de especies económicas como bagre, carpa, mojarra, liza entre otros mientras que un kilo de carne de res esta por arriba de los 140 pesos.

Comenta que durante la temporada de cuaresma es cuando aumenta un poco la venta de este tipo de productos, pero después vuelva a bajar, por lo que es necesario incrementar la cultura del consumo de este alimento.

SOLO EN CUARESMA AUMENTA CONSUMO

El consumo de pescado se da principalmente durante la cuaresma, pero más en la temporada de semana santa, que es cuando toda la gente busca este alimento para consumirlo, informó Roberto Hernández, despachador de un negocio de pescado fresco traído de la presa Vicente Guerrero.

Dijo que normalmente se comercializan durante los fines de semana poco más de 150 a 200 kilos de diversas especies, entre pescados enteros y filetes, sin embargo durante la semana santa la demanda se triplifica y el establecimiento se tiene que preparar hasta con una tonelada de pescado para comercializarse en esos días.

Agrega que la gente consume más este alimento por temporadas, ya que durante el invierno baja considerablemente la venta de pescados y mariscos en la capital y aumenta en la temporada de calor.