Ganaderos de Tamaulipas preparados para enfrentar crisis por coronavirus

El Presidente de la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas (UGRT), indicó que esta actividad no para debido a que el riesgo para los productores es mínimo, al ubicarse los ranchos en zonas rurales, lejos de los centros urbanos.

0
11
Smithfield Meat Market, London, UK

Por Antonio de la Cruz

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.

Los ganaderos del estado están preparados para enfrentar una crisis por la falta de alimentos por el coronavirus, ya que tienen una capacidad de producir más de  74 mil 600 toneladas de carne de ganado bovino, porcino, caprino, ovino y de aves, señaló Julio Gutiérrez Chapa.

El Presidente de la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas (UGRT), indicó que esta actividad no para debido a que el riesgo para los productores es mínimo, al ubicarse los ranchos en zonas rurales, lejos de los centros urbanos.

Indica que esta entidad no corre el riesgo de padecer escasez de carne, ya que los ganaderos pueden surtir de este alimento a la población sin problemas en caso de que se recrudezca una situación sanitaria.

Dijo que en el estado se cuenta con más de un millón 240 mil hectáreas de pastizales, lo que permite alimentar de manera natural a la mayoría del ganado, además de que los granos son producidos en gran parte por los propios productores en sus ranchos.

“Los ganaderos son muy cuidadosos en los métodos que utilizan para engordar al ganado, el cual esta libre de químicos, ya que conocen el riesgo de que si alguien llegará a utilizar alguno como el clembuterol, sería sancionado con multas económicas y hasta con cárcel”.

Comentó que esto sería contraproducente para los productores del estado, ya que serían millones de pesos los que podrían perderse por este tipo de acciones ilegales, por eso nadie se atreve a usar ese tipo de substancias prohibidas en sus ranchos.

“En Tamaulipas hay una vigilancia muy estricta y se puede garantizar que toda la carne que se produce en el estado, se encuentra libre de clembuterol, considerando que el sacrificio de las reses se lleva a cabo en rastros TIF”.

Gutiérrez Chapa dijo que con este tipo de medidas se garantiza la sanidad del producto y con ello los consumidores tendrán mayor certeza de que están comiendo carne sin ningún tipo de químicos.

“La engorda de ganado que se da en la entidad por parte de los productores pecuarios es a base de granos, pastizales y alimentos balanceados, y no existe la necesidad de utilizar ninguna sustancia prohibida, indicó.

Agregó que hay operativos, revisiones y vigilancia en los corrales de engorda y en los propios rastros TIF, todo ello en coordinación con representantes de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER).