Infecta Covid-19 a comercios en Tamaulipas

Estiman que al cierre del mes de marzo se perdieron ya 8 mil millones de pesos

0
12

Por Arturo Rosas H.

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.

El comercio organizado estimó que, al terminar el primer mes de la contingencia por el coronavirus, hay una pérdida promedio de 8 mil millones de pesos en Tamaulipas.

Las cámaras de comercio y empresariales, estimaron que esta cifra puede incrementarse en caso de los que los Municipios y el Estado, lleguen a detener la Obra Pública o las compras de gobierno.

De ser así, el escenario económico por el contagio del coronavirus, pondría a la Iniciativa privada en claro riesgo de quiebra.

Además, consideran que México debe aplicar otras medidas de seguridad en salud en la frontera con Estados Unidos, en especial ahora ese país registró 518 muertes por Covid-19 (al domingo 29 de marzo) y México 16 personas fallecidas y 848 casos confirmados. EU tiene 2 mil 409 muertes desde el inicio de la pandemia y 21 mil 333 nuevos casos.

Mario Flores de Coparmex y Julio Almanza de Fecanaco, coinciden en las medidas que se deben aplicar para no tener una caída ‘más dolorosa’ y en especial ahora que, se avizora una extensión en los días de prevención para evitar el contagio de coronavirus o Covid-19.

Señalan que la economía del Estado cierra el mes de marzo con afectaciones en todos los ramos que generen empleo y son los que, mueven la economía en la entidad.

Uno de los aspectos que lamentan, es que el Gobierno Federal se resista a brindar estímulos fiscales o “una tregua” desde la misma Secretaría de Hacienda para el pago de impuestos.

El SAT pide que no dejes de pagar los impuestos y te advierte lo que pasará, si no pagas pero tampoco te da prórrogas o detiene el temporalmente el pago de impuestos.

Incluso, la Iniciativa privada a planteado la necesidad de que el SAT agilice las devoluciones del IVA, a quienes solicitaron facturar al 8 por ciento en la frontera, que se prorroguen las declaraciones anuales a las personas físicas.

Mientras que el Estado debería no cobrar, en esta contingencia, el Impuesto de la Nómina, al alcohol y al tabaco, y debe crear un fondo de contingencia para las empresas, sobre todo las pymes.

Los empresarios consideran que es urgente adoptar medidas como se ha hecho en otros países para hacer frente a la desaceleración económica que se está experimentando.