Plantas cementeras de México suspenden producción por COVID-19

Esto, en acato a la suspensión de actividades no esenciales ordenadas por el gobierno federal, informa la Canacem

0
22

CIUDAD DE MÉXICO.

En acato a la suspensión de actividades no esenciales ordenadas por el gobierno federal al emitir la emergencia sanitaria por el COVID-19, la Cámara Nacional de Cemento informó que detienen la producción en las plantas cementeras del país.

En un oficio girado a sus agremiados firmado por su presidente Jaime Rocha Font, la Canacem expresó que con el firme compromiso de continuar apoyando las acciones y medidas adoptadas ante la emergencia sanitaria generada por el COVID-19 y, anteponiendo el bienestar y salud de los trabajadores, esta industria acatará en sus términos el acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria.

Sin embargo , agregó que por las condiciones específicas y propias de esta industria es necesario realizar acciones técnicas, operativas y administrativas en cada una de las plantas cuya actividad será suspendida, a fin de poder detener por completo las operaciones de forma segura y técnicamente ordenada, para que de esta forma se eviten daños a la maquinaria y equipo, en particular los hornos que se usan en la producción de cemento, y de cuidar la integridad física de las personas que participen en estas acciones técnicas de detener las operaciones.

El oficio establece que con el objetivo de no dejar producto dentro de la maquinaria y equipo hasta el 30 de abril de 2020, ya que puede dañar de manera irreparable la maquinaria y equipo; no dejar producto expuesto al medio ambiente también hasta el 30 de abril de 2020; y de cumplir las obligaciones contraídas con terceros, ya que su producto se usa en varios sectores de la economía, incluyendo actividades esenciales, previo a la publicación de las acciones extraordinarias, y a fin de realizar un paro responsable de actividades el sector realizará actividades de despacho hasta el día 3 de abril del año en curso.

El organismo camaral finalizó señalando que dentro de la operación cotidiana de una planta cementera, existen activos cuyo manejo y mantenimientos deben ser monitoreados y/o custodiados para evitar cualquier contratiempo, entre otros, mantenimiento mecánico, eléctrico, materiales radiactivos y/o explosivos (que deben ser tratadas con los protocolos adecuados ya predefinidos) y vigilancia en campo, por lo que será indispensable contar con una cuadrilla de personal encargado de esas actividades, el cual se ajustará a todas las medidas de prevención que se han establecido para evitar la propagación del COVID 19, durante todo este plazo y hasta el 30 de abril cuando se reactiven operaciones.