Mejora el ISSSTE la infraestructura médica y combate corruptelas: Ramírez Pineda

El Director General junto con el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador de Coahuila, inauguraron la Clínica Hospital Piedras Negras, luego de estar en abandono durante siete años.

0
7

CIUDAD DE MÉXICO.

Con el rescate de unidades médicas abandonadas durante muchos años por administraciones pasadas y la remodelación y ampliación de la Clínica Hospital Piedras Negras, en los hechos, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) demuestra la transformación que ha iniciado para concluir obras pendientes, combatir corruptelas, optimizar el uso de recursos y mejorar la atención a nuestra derechohabiencia, aseguró su Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda, durante la inauguración de esa unidad médica, que encabezó el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en esa localidad coahuilense.

Acompañado también del gobernador de Coahuila, Enrique Riquelme Solís, el titular del Instituto afirmó que con la Clínica Hospital de Piedras Negras “iniciamos un camino para mejorar la atención en toda la región; más prevención y una mejor atención, es parte del esfuerzo nacional que habremos de acelerar”, destacó.

Esta obra, subrayó Ramirez Pineda, “es muestra de que en el gobierno que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador los compromisos se cumplen, además refleja la determinación de reiniciar en el marco de la pandemia que nos afectó este año las acciones para acelerar la transformación del ISSSTE y de todo México para servir mejor a la gente.

En su intervención, el Presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó su compromiso para rescatar al ISSSTE. “Por eso yo apoyo totalmente al maestro Luis Antonio Ramírez Pineda, voy a respaldar, no les van a faltar los recursos, todo lo que se necesite para rehabilitar las clínicas, para contratar personal, para que haya medicamentos, tengan equipos y mejore sustancialmente esta institución”, aseveró el Jefe del Ejecutivo.

Luego de recorrer las nuevas instalaciones, reiteró el abandono en que se encontraba la infraestructura institucional y comentó: “lo que aquí se está haciendo en Piedras Negras, al remodelar y ampliar esta clínica, es lo que tenemos que hacer en todo el país para mejorar los servicios médicos a los trabajadores que se desempeñan en funciones públicas, maestros, oficinistas, médicos, en fin, los trabajadores al servicio del Estado”.

Ramírez Pineda dijo que el Instituto tiene muchos hospitales que han rebasado su vida útil, con más de 50 años de servicio. Este deterioro y la falta de inversiones para crear nuevos espacios de atención a nuestros derechohabientes provocaron que el Instituto recurriera y abusara de los servicios subrogados.

Ante esta realidad, enfatizó, se tomó la determinación de revertir la práctica de la privatización de los servicios del ISSSTE y recuperar nuestra capacidad de atención en las unidades médicas mediante la corrección de deficiencias estructurales y la renovación de nuestro equipamiento.

En Piedras Negras, abundó, pasaron alrededor de siete años desde que se anunció la obra de ampliación, ahora esta ciudad fronteriza cuenta con una clínica moderna, eficiente y digna para darle un buen servicio a la derechohabiencia. “Nos reunimos para atestiguar la entrada de esta importante obra de salud que el Presidente de México nos instruyó concluir para ponerla al servicio de la gente”.

Por su parte, el Director Normativo de Salud del organismo de seguridad social,  Ramiro López Elizalde, recordó que en la Clínica Hospital de Piedras Negras las obras de remodelación y ampliación se mantuvieron suspendidas por siete años, y puntualizó que, con la subrogación de cuatro años de esta unidad médica, es decir, 27 millones de pesos, se pudo haber terminado en un periodo no mayor de seis meses.

Ahora, añadió, “ha sido rehabilitada con mejores espacios y mejores equipos, estamos comprometidos a que cada peso que se invierta en salud llegue a la cama del paciente”.

A su vez, el gobernador Enrique Riquelme Solís señaló que la ampliación de la Clínica Hospital en Piedras Negras viene a incrementar las fortalezas del sistema de salud de la entidad, ya que miles de familias ya no tendrán que trasladarse a otras ciudades y podrán cuidar a los pacientes también cerca de sus hogares.

Las obras implicaron una inversión de 31 millones 911 mil 918.42 millones de pesos. La Clínica Hospital cuenta con 21 camas y tres más de tránsito, 11 consultorios, equipos de rayos equis, ultrasonido, carros rojos, sala de urgencias con consultorios pediátrico, ginecobstétrico y de adultos; un quirófano y área de tococirugía totalmente remodelados; será operado con una plantilla ampliada de 226 trabajadores de la salud y administrativos.