Secos los pozos de agua en el Altiplano Tamaulipeco

Investigaciones realizadas por la Comisión Estatal del Agua detectó que en varios municipios se perforaron pozos que nunca dieron agua y están abandonados

0
9

Por Antonio de la Cruz.

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.

La sequía que impera en la mayoría de los municipios de Tamaulipas, tiene casi secos los pozos que abastecen de agua a la región centro, principalmente en la zona del Altiplano, donde existen 25 localidades donde se abastece el agua en pipas.

Investigaciones realizadas por la Comisión Estatal del Agua detectó que en varios municipios se perforaron pozos que nunca dieron agua y están abandonados en municipios como: Tula, Miquihuana, Bustamante y hasta en Victoria, donde se invirtieron alrededor de 39 millones de pesos en perforación de cuatro pozos que actualmente no dan ni una gota al estar clausurados.

Desde 2018 la CEAT, inició investigaciones luego de recibir quejas de pobladores de municipios del Altiplano del estado, debido a que supuestamente en esas zonas se perforaron pozos que nunca dieron agua o no estaban funcionando por falta de equipos.

El organismo sostuvo que fueron 16 los pozos detectados en el Altiplano que no dieron agua, por lo que se inició la investigación, y halló que en algunos casos que el agua no era apta para el consumo humano por la gran cantidad de metales que contenía, mientras que en otros, los pozos no estaban equipados.

Por ello se trabaja de forma coordinada con Ayuntamientos para llevar agua potable a todas las comunidades que carecen de líquido, donde se organizan para repartirse de forma equitativa ya que por estar muy alejados algunos lugares solo se abastece una vez por semana.

Abandonan pozos en Victoria
En 2014 el Gobierno del estado anunció que realizaría una inversión por más de 39 millones de pesos, en la perforación de cuatro pozos profundos donde se extraerían entre 350 a 400 litros de agua por segundo para apoyar el abasto de la ciudad y resolver el problema de escasez que empezaba a registrarse, pero a pesar del gasto económico importante los pozos están en el olvido.

Los pozos identificados como TEM número 10 y TEM número 2, están ubicados en la entrada al Cañón del Novillo, a escasos tres kilómetros por el camino de terrecería que conduce a este paraje, pero en el kilómetro dos, se ubican instalaciones donde fueron instaladas las bombas que conducirían el agua hasta la planta de la Peñita y de ahí distribuirla a los tanques de abastecimiento de la ciudad.

Esas instalaciones fueron clausuradas por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), debido a que ni la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA) de Victoria, ni la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas (CEAT), tenían concesión para explotar esos pozos profundos.

Las instalaciones y tuberías están abandonadas en la entrada del Cañón del Novillo, desde hace casi 7 años, a pesar de que dichos pozos lograron producir 200 litros de agua por segundo.

Datos oficiales de la CEAT, revelaron que el pozo TEM número 10, tuvo una perforación de 150 metros, y llegó a producir hasta 100 litros de agua por segundo, mientras que el TEM número 2, el agua se localizó a 200 metros de profundidad, también con una capacidad de 100 litros de agua por segundo.

El organismo precisó en aquel tiempo que la perforación de esos dos pozos profundos no afectaría a los manantiales existentes donde se obtiene el agua de la Peñita, ya que se trata de aguas superficiales que se ubican a 35 o 40 metros, ya que son pozos nuevos de mayor profundidad.

A pesar de la fuerte inversión y que estatal totalmente equipados, nunca fueron conectados a la red y están en el abandono, y sólo destaca un letrero donde se explica la obra y los s recursos con que se realizaron pertenecían al programa de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en Zonas Urbanas (APAZU).

Campesinos quitan pozo a la CEAT
En el municipio de Victoria en 2014 el gobierno del estado, la CEAT y la COMAPA, realizaron la perforación de un pozo profundo en el ejido la Libertad, el cual generó hasta 60 litros de agua por segundo, la cual se utilizaría para abastecer a las colonias cómo : Vamos Tamaulipas en sus diversas etapas, así como Enfermeras, Estrella entre otras.

Pero debido a que organismos gubernamentales no negociaron con campesinos la concesión del agua, el pozo fue clausurado por gentes del ejido la Libertad, quienes en la última negociación realizada en 2018, pedían al organismo un pago de 300 mil pesos por permitirles bombear el agua, así como un pago mensual por la renta del pozo.

El conflicto que ha prevalecido todos éstos años y no ha permitido que el organismo pueda conectar ese pozo a la infraestructura de la COMAPA, a pesar que en los últimos dos años la capital del estado ha sufrido una grave crisis por falta de agua potable, situación que ha obligado a las autoridades a sectorizar y realizar tandeos para atender la creciente demanda.

Actualmente se requieren mil 700 litros de agua por segundo para atender las necesidades de 120 mil usuarios que están conectados a la red, pero el organismo se ha visto incapaz de suministrarla, porque sólo tiene una capacidad de bombeo de mil 200 a mil 300 litros de agua por segundo para la ciudad.