25.6 C
Ciudad Victoria
martes, abril 13, 2021

Don Onésimo, marcha atrás

Relacionadas

Personaje singular, un fuera de serie. Pocos como ONÉSIMO CEPEDA SILVA, exitosos en el campo de la vida mundana mucho antes de abrazar la carrera sacerdotal.

Abogado chilango egresado de la UNAM, inversionista, banquero, contemporáneo y en edad cercana al ingeniero CARLOS SLIM, amigo suyo de toda la vida, con el cual hizo carrera en el mundo financiero y fundó una Casa de Bolsa (nada menos que INBURSA) en los lejanos años sesenta.

Capitalinos ambos, egresados de la UNAM, CEPEDA nació en 1937, SLIM en 1940. Esto significa que el primero cumplió 84 años el pasado 25 de marzo y el segundo 81 el día 28 de enero.

Con el transcurso de los años, ONÉSIMO habría de prestar también sus servicios en gigantes como BANAMEX, ICA y TELEVISA.

La suya fue una ordenación tardía (1970, a los 33 años) pero ascendente. Ya como miembro de la curia mexicana fue nombrado por el papa JUAN PABLO II primer obispo de la Diócesis de Ecatepec, Estado de México, en 1995, a cuya consagración asistió otro personaje de leyenda, GIROLAMO PRIGIONE.

Se retiró del cargo en 2012, al alcanzar la edad de su jubilación (75 años), con la autorización del papa BENEDICTO XVI.

Hombre de perfil mediático, claridoso y tajante en sus posturas, últimamente se le ha visto en las entrevistas algo cansado, el bigote canoso y recortado.

En lo personal, prefiero aquella imagen clásica con la que pasará a la historia CEPEDA SILVA. La del rostro terso y exquisitamente rasurado, sus emblemáticos lentes oscuros (muy oscuros), la carcajada intensa y el sombrero del lado que recuerda un poco a los personajes de novela negra en Nueva York o Chicago.

Y esa manera de soltar la risotada y alzar con gesto vigoroso los brazos al cielo haciendo con ambas manos la “V” de la victoria. Más que un clérigo me remite a esos magnates del showbiz o del boxeo, fieles devotos a la religión del éxito.

 

VERSIONES OPUESTAS

La tarde de este lunes, don ONÉSIMO fue tema de controversia noticiosa. Por un lado, la mayor parte de los medios publicaba reportes con sus respectivas gráficas donde CEPEDA aparece registrando su precandidatura a diputado local por el distrito 21 de Ecatepec.

Al mismo tiempo, el periodista CARLOS MARÍN subía a la portada de MILENIO el adelanto de una entrevista televisada donde el personaje anunciaba su retiro de la contienda.

Lo había postulado un membrete de nueva creación denominado Fuerza México (FM), partido que (hay que decirlo) nació satélite, pues si bien se define como “centro progresista”, tampoco oculta su filiación obradorista.

Por estos días hay un mercado floreciente para organismos nuevos que ayuden a MORENA en la difícil tarea de preservar la mayoría absoluta en la Cámara Baja, permitiéndole la ansiada sobrerrepresentación, con disfraz de pluralismo.

En esa tarea tan abyecta (aunque bien pagada), andan membretes de factura reciente como el citado Fuerza México (FM), Redes Sociales Progresistas (RSP) y Partido Encuentro Solidario (PES), aunque otros de mayor experiencia dentro de esta relación parasitaria, como PT, PVEM y PANAL.

Y bueno, por Fuerza México, sería postulado el obispo emérito de Ecatepec. Ofrecimiento que en principio aceptó, apareciendo en los medios junto a los dirigentes de ese partido, GERARDO ISLAS y PEDRO HACES y sus características banderolas rosa mexicano.

Del mismo color fue la corbata que empleó ONÉSIMO en el evento donde lanzó aquellas pintorescas declaraciones de que (a diferencia de los políticos tradicionales) él no piensa “robar nada.”

 

ALTO Y REVERSA

Pero hete aquí que (siendo abogado) CEPEDA consultó el caso con especialistas en derecho canónigo y también escuchó la voz de Roma, el papa FRANCISCO. Unos y otro le dijeron que no.

Y la razón es muy sencilla. No cubrió con tiempo suficiente el procedimiento previo de retirarse por completo de la Iglesia, no solo de la titularidad de la diócesis (se jubiló en 2012), sino de su condición misma como sacerdote.

La Constitución Mexicana (artículos 55 y 130) establece que los ministros de culto solo pueden aspirar a cargos de elección si dejan su ministerio cinco años antes.

Con gran claridad se lo explicó ONÉSIMO a su interlocutor CARLOS MARÍN en la video-entrevista de ayer:
-“Yo jamás voy a abandonar mi ministerio porque sería tanto como vender mi progenitura por un plato de lentejas, por ser diputado… ¡Es una pendejada de tres años!…”

Para luego añadir en tono irónico:
-“Y yo, como obispo, estoy designado para juzgar a las doce tribus de Israel en el cielo…”

-“O en el infierno, creo que te voy a encontrar en el infierno”, le refutó MARÍN, a lo que CEPEDA respondió:

-“No te creas, soy pillo pero no tanto…”

En fin, la entrevista completa de 13 minutos está en el siguiente enlace de #YouTube:
https://youtu.be/SsBqjM6mAqA

La postulación, que prometía ser una rica veta temática para caricaturistas y columnistas, se canceló en el arranque, ni modo. Se quedaron (nos quedamos) con las ganas.

La noticia es que hay mucho folklore en esas listas: ALFREDO ADAME, por ejemplo.

El mismo MORENA está abanderando para diputados federales a dos miembros de la secta “Luz del Mundo”, EMMANUEL REYES y HAMLET GARCÍA.

Sorpréndase usted, ¡Ambos plurinominales y en magnífico lugar!…

Con ellos también van luchadores, cantantes, deportistas…
Habrá bastante tela de donde cortar, de eso ni se preocupen.

 

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com

WEB: http://lopezarriagamx.blogspot.com

Artículo anteriorVendieron candidaturas de MORENA 
Artículo siguienteSana distancia… 

Últimas noticias